Bere Manriquez

La Mala Educación

Titulo: La tragedia de Ignacio: reconstrucción y transformación en La mala educación

 

Introducción:

En La mala educación de Pedro Almodóvar vemos a través del trama como cambian y se transforman los personajes. Cada uno parece tener una vida doble. Enrique is Enrique Goded el director, y Enrique Serrano. El padre Manolo es el Sr. Berenguer. Juan, es Ángel y Ignacio, y Ignacio también es Zahara. En punto, muchos de estos personajes igual que Ignacio y Juan, tratan de reinventarse y transformarse a través de cambios, pueden ser de nombre e identidad, o de cuerpo. El flashback al final de la película La mala educación, en donde vemos lo que sucedió con el verdadero Ignacio, nos demuestra la tragedia realista y la transformación degenerada de él, mientras que “La visita” y La visita fueron una versión más idealizada y una reconstrucción de la realidad. Al hacer esto Almodóvar nos enseña como la memoria reconstruye y idealiza la verdad monstruosa. Vemos esta diferencia de transformación y de realidad cuando tomamos en cuenta la identidad de Ignacio y Zahara, el aspecto físico, la personalidad, la vida y metas, y la muerte eventual.

Travestismo

En ambas películas hubo la transformación por medio del travestismo, aunque las líneas entre travestismo y identidad de transgénero son borrosas, y cada identidad es utilizada diferente, con diferentes resultados. En el flashback, Ignacio quiere reconstruirse en una persona más bella y ya ha empezado su transición, ya que tiene senos y planea operarse más. Mientras que Zahara es una travesti porque trabaja en el bar y parece ser una imitación, parodia, y exageración de una mujer, en este caso Sara Montiel. Sobre el travestismo se dice que no solo es una parodia de una parodia, sino es una arma, un modo de defenderse de un mundo violento, una forma de esconder y a la misma vez expresar y enseñar el dolor. Mayra Santos Febres escribe, “El travesti se sabe de antemano negado, y se disfraza para borrar, cancelar, y a la vez exagerar con un disfraz otro disfraz” (Santos Febres 133). Esconder su dolor con una presencia artística poderosa es algo que Zahara hacía muy bien, mientras con Ignacio, siempre podíamos ver el dolor.

 

Aunque hacia el final Zahara dice que quiere operarse. Enseñado la transformación que ella quiere, una de cuerpo y de identidad. Quiere transicionar de travesti a una persona transgénero. Ángel también transforma su vida usando el travestismo. El altera su cuerpo para el rol de Zahara, y usando este rol y identidad que no es suya, puede transformarse en un actor real. Es una transformación de cuerpo y de vida, aunque igual que Ignacio, es una transformación monstruosa.

                                                                                                                                       

Diferencia de personalidad y de cuerpo

                 

Los cambios entre la realidad y lo imaginado se puede ver más claro a través del verdadero Ignacio por parte del flashback y de Zahara en la “La visita” y La visita. En “La visita” y La visita Zahara es introducida en un modo muy seductora.

Aquí podemos ver el poder, fuerza y el control que tiene Zahara. Es mostrada como una travesti bella, una que puede seducir a cualquier hombre, hasta uno con familia. A través de la película vemos que nunca podemos ver el dolor que ella siente realmente. Siempre está en control de la situación y de sus emociones. También la demuestran en un modo muy simpática. Como protagonista de La visita y “La visita” y después de ver su infancia trágica queremos ver que ella triunfe. Queremos que se venga del Padre Manolo. La queremos ver feliz. Mientras que el verdadero Ignacio demuestra una realidad más triste. Desde el momento que nos introduce la mala educación a Ignacio, notamos que Ignacio supone dar asco.

Podemos ver como la cara del señor Berenguer cambia en ver a Ignacio y como dice “Aquel no era el Ignacio que tu y yo amamos”. Otra vez re articulando como la memoria a veces nos falla por la realidad falsa que construye. En este clip notamos que desgastado se ve Ignacio. Parece que no está cuidando de sí mismo, y a primera vista notamos que él supone ser más feo que Zahara. El también tiene cara que más parece de un hombre, aunque él sí tiene senos. En el flashback se puede ver el dolor y la tristeza que tenia Ignacio, aunque no lo comunicaba. También vemos que vive en un apartamento pequeño lleno de ropa que parecen disfraces. Alomejor porque su sueño, igual que su personaje Zahara, era ser una estrella y artista. Y porque no pudo llegar a esta meta en la realidad, escribió a Zahara como una estrella.

 

Realidad vs Imaginado

Quizás lo que mas da tristeza es saber que el flashback no solo demuestra la historia trágica y transformación degenerada de Ignacio, sino también son cosas que le pasan a gente transgénero. En La mala educación Ignacio desde su introducción cuenta que es “yonqui” y vemos que su chantaje y su robo por parte de la adicción es lo que hace a Ángel y al Sr Berenguer decidir matarlo. Podemos inferir que su adicción y transformación monstruosa de un niño inteligente con voz de ángel, a un yonqui fue por culpa del abuso sexual del Padre Manolo. La adicción, abuso sexual y la violencia y muerte son ocurrencias con más probabilidad de pasarle a personas transgénero. Así que el flashback no solo demuestra la realidad de Ignacio, sino de personas transgénero por todo el mundo. Mientras que “La visita” y La visita enseñan una versión idealizada de la vida de adulto de Ignacio. Y esto es porque obviamente, Ignacio no quiere hablar de su triste realidad. En La visita y “La visita”, podemos ver los deseos más íntimos de Ignacio. El quería un cambio. El quería una transformación en todo sentido. Él quería reunirse con su primer amor Enrique. Él quería ser parte de la vida de Enrique y ayudarlo a ser director famoso. Él quería vengarse del Padre Manolo, conseguir dinero para sus operaciones y al final, escaparse con Enrique. En La visita y “La visita” Zahara es artista travesti, no enseña su dolor, y siempre estuvo en control de su vida. Ella era todo lo que Ignacio deseaba ser. El vivía a través de esta versión ficticia de sí mismo. Aunque vemos que Zahara también es adicta a drogas, la droga que ella usa (cocaína) es menos severa que la heroína. Así que todo lo malo de Ignacio, su adicción a las drogas y su dolor, son transparentes, mientras que su belleza, sus deseos y sueños son exagerados y más fuertes.

 

Tragedia:

Y quizás, lo más trágico de la película es que aunque sabemos la historia de Ignacio, su niñez y lo que causó su adicción a las drogas, lo veíamos como el antagonista de su propia historia. Lo veíamos como a alguien que aprovechó de su madre y hermano, robo, y quebró promesas, pero en realidad, él fue la víctima. Vimos sus acciones malas, pero no pensamos en porque actuaba así. Y que tanto necesitaba el amor y la autonomía que el Padre Manolo le quitó de niño. Juan, como último insulto y si no fuera lo suficiente malo que lo mató, utilizó la identidad de su hermano Ignacio para poder transformarse él mismo. Para transformarse en un actor real, para realizar sus propios sueños. Así que no solo le robo la identidad a su hermano, tambien le robo su sueño de estar con Enrique, y de hacerse una estrella conocida. Pero no antes de él mismo transformarse en un monstruo. Un monstruo que ayudó en matar a su hermano por razones cuestionables. Vemos cuando esta realidad le pega en la escena donde llora después de filmar la muerte de Zahara en La visita.

 

Después de ver el flashback, se puede entender porque Ignacio escribió al personaje de Zahara como lo hizo. El no quería hablar de la triste realidad de ser él, él quería hablar de la transformación de una bella travesti a punto de cumplir sus metas y reconectarse con el amor de su vida. Zahara era un representación idealizada que Ignacio mismo él construyó. Aunque Ignacio solo vivía con las consecuencias del abuso sexual del padre Manolo la película lo mostraba como el perpetrador de lo malo de la película, como alguien que merecía la muerte. Aunque, por el flashback y entendiendo el contexto, podemos ver que Ignacio fue el verdadero perdedor de la película. No solo porque fue asesinado por su propio hermano, sino aún más trágico, porque nunca llegó a ver sus sueños de “La visita” actualizados.

 

 

Bibliografia

La mala educacion. Dir. Pedro Almodóvar. Sony Pictures Classics, 2004. DVD.

Santos Febres, Mayra. Sirena Selena. Picador, 2000. Print.

Read More »