Fin de la clase

Tomando esta clase ha sido una experiencia muy buena. Tuve un tiempo increíble en Cuba. Era difícil entender las diferentes personas que hablan en Cuba porque hablaban muy rápido. A medida que pasaban las semanas, se hizo más fácil de entender a la gente. Aprendí mucho cuando se trata de la agricultura en Cuba. Ellos no tienen la 690tecnología que pueden utilizar. En cambio, los cubanos lo hacen todo a mano. No hay pesticidas, toda la comida es orgánica. Tampoco hay tractor que realmente hace que sea difícil de producir grandes cantidades de plantas. No sólo aprendí acerca de la agricultura cuando yo estaba allí, aprendí sobre la cultura y la forma de vida en Cuba. Me enteré de la Santería, que es muy diferente a cualquier religión que sabía sobre. El viaje a Cuba es algo que nunca olvidaré. Conocí a gente maravillosa allí y me había divertido tanto. Después de haber conseguido volver de Cuba, la clase también era interesante. Aprendí acerca de los diferentes retos países de América Latina se enfrentan a la hora de la sostenibilidad. Esta clase me desafió intelectual de dos maneras. En primer lugar era que esta clase se imparte en español. En segundo lugar, hemos aprendido acerca de un tema que no estoy familiarizado. Este será mi clase más memorable que he tenido.

La granja de Dickinson

Dickinson farm

La granja de Dickinson es una parte muy especial de Dickinson. No sólo es especial para nuestra institución educativa, sino a la comunidad también. Mientras que la comida que producimos es un enfoque principal, la comida hace mucho más que alimentar a nuestros estudiantes, y los miembros de la comunidad. Se ofrece oportunidades para recibir educación sobre por qué la agricultura orgánica y agricultura responsable son muy importantes, especialmente con los sectores de agricultura industrial que están  crecimiento.

Tenemos muchos recursos de educación ambiental en Dickinson y en la granja. Jenn y Matt que manejan la granja, además de todo lo que hacen, son muy conocedores de todo. Además, nuestra propia Heather Livingston comenzó un programa llamado S.E.E.D. para educar los jóvenes sobre la importancia de la agricultura sostenible. Nuestros estudiantes y nuestra facultad me maravillan todos los días.

Me siento muy afortunado  a poder ser voluntario en la granja con los granjeros estudiantes, y Jenn y Matt cuando yo quiera. Es una experiencia buena a trabajar y literalmente ensuciarse las manos. Cada experiencia siempre aprendo mucho. Creo que también hay espíritu en el trabajo de la tierra y hay una conexión con la tierra que me encanta sentir.

La finca siempre me recuerda a cuidar para la tierra a lo mejor de mi capacidad y tratarla con respeto. Me inspira para seguir una carrera en la política, para que podamos cambiar nuestro sistema de producción totalmente para el mejor – para mejorar la salud de nuestra gente y nuestra preciosa tierra.

Creo que tenemos suerte de tener una granja exitosa, donaciones generosas y fondos para más programas de educación agricultura, y también para tener una comunidad que participan. El CSA está creciendo y más miembros de la mayor área de Carlisle están activos en la granja y eventos agrícolas. ¡Es fantástico ver tantas personas tan activas como los estudiantes son!

Reflexión de este semestre

Yo se que suena como algo que todos han oído mil veces, pero en realidad, este clase, especialmente nuestro viaje a Cuba, ha cambiado muchas cosas en mi vida para lo mejor y ha abierto mi manera de pensamiento. Antes de viajar a Cuba, no tuvo ningún expectativa del viaje ni de nuestra clase. Y, lo que pasó en estas semanas continua a asombrarme e informarme sobre el mundo que me rodea. Nuestro viaje a Cuba fue algo que realmente fue una oportunidad única en mi vida, y cada vez que reúno con mis compañeros del viaje, me da cuenta de que estoy tan afortunada a poder compartir este experiencia fascinante con ellos, un grupo con tanto talento, curiosidad, y amabilidad. Estoy muy triste que no voy a regresar a Dickinson el próximo año para verlos, pero les prometo que nunca voy a olvidarles y las memorias que hemos compartido, como viendo la salida del sol en la mañana en la playa en Varadero, y también como sobrevivimos la dieta cubana que consistía de malanga, arroz y frijoles, y pan duro. Espero que todos continúan a ser individuos tan fantásticos, ¡y siguen mejorando sus estudios de español! Además, espero que nunca olvídeme y que Cuba queda en sus corazones para siempre, como es en el mío. Y, cómo dicen los cubanos…entonces, nos vamos.

Fin del semestre

En esta clase, hemos enfocado en la sostenibilidad en varios aspectos. Fuimos a Cuba para estudiar cómo funciona la sostenibilidad dentro de los sistemas de agricultura urbana y de salud. Al volver a los Estados Unidos, seguimos nuestro estudio de la sostenibilidad dentro del contexto de culturas hispánicas con un estudio del uso de la tierra y de salud. Hemos aprendido mucho, pero hay algunos aspectos que me han impresionado bastante.
En cuanto al viaje a Cuba, he terminado la clase con una gran pregunta: ¿Cómo podemos fomentar el tipo de sostenibilidad que hay en Cuba en nuestro país, sin la falta de recursos que el embargo produjo? En Cuba, por el colapso de la Unión Soviética y el embargo estadounidense, había una falta de recursos (tecnología, comida, combustible, etc.) durante el periodo especial. Durante esta época, se empezó la agricultura urbana como respuesta a la falta de comida. Este sistema agricultor ha crecido hasta ser un sistema bien productivo y sostenible. En los Estados Unidos, y en todo el mundo, debemos utilizar más este tipo de agricultura, pero como lo podemos fomentar sin la necesidad del periodo especial? ¿Es posible llegar a este nivel de sostenibilidad sin tan necesidad? Aunque no tengo respuestas, estas preguntas van a quedar conmigo y voy a intentar de encontrar respuestas.
También me ha impresionado lo que aprendimos sobre el uso de la tierra. Hay poblaciones que tienen tantas desventajas—marginalizadas por ser pobres, indígenas, rurales, etc.—que las compañías grandes pueden aprovecharse de ellas y con frecuencia termina que estas poblaciones no tienen su tierra ni recursos como agua. Pienso que como una respuesta a estos problemas tiene que haber una reacción global y local. Si las poblaciones locales luchan por sus derechos y los actores internacionales trabajan con responsabilidad global, puede ser un cambio en la pauta de arruinar la tierra que pertenece a poblaciones marginalizadas.
Hay mucho que aprender sobre la sostenibilidad, la agricultura y la salud, pero esta clase me ha mostrado una visión para un mundo más justo y sostenible.DSCF1022 (2)

La Finca de Dickinson

Mi experiencia en la granja de Dickinson me ha ayudado darse cuenta de la capacidad de localismo en los Estados Unidos. Mientras que estuve en Cuba, vi a la funcionalidad de la agricultura urbana y orgánica. A pesar de que vi el éxito con mis ojos, pensé que el éxito de Cuba se debió a la necesidad en el país. Sin embargo, en la granja de Dickinson no es la misma. Jen, una trabajadora de la granja, explicó muchos los detalles de las cosechas. Por ejemplo, plantan los árboles para ayudar a prevenir el exceso de nutrientes en los arroyos circundantes para evitar la eutrofización. Además, la finca tiene un montón de casas de aves para atraer los azulejos porque los tienen el capaz de un pesticida natural para los insectos indeseables. Jen explicó los ejemplos innumerables como estes. A través de esto, vi que la tierra tiene mucho ofrecer si usamos los recursos de una manera sostenible. En la granja, desmalezé y corté las hierbas perennes muertas por lo que podrán crecer este verano. Aunque la trabaja no estaba divertido, me sentí realizado en mi trabajo. Por mi esfuerzo y trabajo, las nuevas plantas crecerán. Las plantas servirán a la comunidad de alguna manera. Hay belleza pura en eso.
Aunque la clase va a terminar, quiero seguir visitando la granja de Dickinson para trabajar y apoyar el desarrollo de la granja. A través de esto, voy a apoyar el localismo. Me gusta cada vez que la cafetería sirve comida local de la granja de Dickinson; sin embargo la comida no aparece en mi plato simplemente. Hay que trabajar por la tierra para producir los recursos deseables.

IMG_3621

Reflexión de este semestre

Anne Lisa Michele Daniel Mackenzie Kevin Miranda

 

Este semestre, y esta clase en particular, ha estado lleno de nuevas experiencias. Nuestro viaje a Cuba era muy especial y siempre me acordaré la experiencia. Aprendí mucho en Cuba, pero he aprendido mucho en la clase también. En Cuba aprendí a través de inmersión y a través tener diálogo con los cubanos. En la clase, he aprendido a través de lecturas interesantes y discusiones con la clase. De los dos tipos de aprendizaje, he adquirido conocimientos valiosos.Estoy agradecida por nuestro viaje a Cuba debido a toda la gente maravillosa que he conocido y todos los lugares increíbles que vimos y todas las increíbles historias que he oído. Estoy agradecida para nuestra clase en Dickinson porque pude seguir aprendiendo acerca de cuestiones importantes relativas a la seguridad alimentaria y el desarrollo y la seguridad humana – son cosas que estoy tanta suerte de no preocuparse de todos los días.

Nuestra dinámica de clase hizo aprender y explorar temas tan importantes más divertido. Me encanta cada persona en nuestro grupo y estoy muy agradecida de tener una profesora que es tan amable y cariñosa. Estoy agradecida de haber participado de un grupo que es tan apasionado por el mundo y crear un futuro más sostenible.

Esta clase me dió una definición más clara de la sostenibilidad y sus implicaciones. He aprendido que la “sostenibilidad” es algo más que respetando el medio ambiente. La sostenibilidad es sobre cosas que durarán y sobre hacer cosas que son buenas para la gente y para nuestro planeta.

Debido a esta clase voy a seguir para perseguir mis intereses en el medio ambiente y la creación de un mundo más sostenible. He aprendido que la justicia social y ambiental es posible, sólo se necesita un gran esfuerzo. Esta clase también me ha inspirado a involucrarse más en el mundo de habla española, porque tengo mucho que aprender y tiene mucho que enseñarme.

Entonces … nos vamos!

IMG_1541
¿Ustedes recuerdan el tiempo que nos fuimos a Cuba? ¿Ustedes recuerdan cuando visitamos Vivero Alamar, uno de los más reconocidos jardín para la agricultura urbana? ¿Ustedes recuerdan cuando disfrutamos nuestros mojitos en el agradable clima Caribeño? ¿Ustedes recuerdan cuando nuestro patio era la playa? ¿Ustedes recuerdan cuando nuestra dieta consistía de malanga?

Estoy muy agradecida de haber tenido la oportunidad de hacer tantos hermosos recuerdos de nuestra aventura cubana. También me siento muy contenta de haber compartido esta experiencia con mis compañeros, porque creo que cada uno de nosotros hicimos este grupo especial. Desde el momento en que llegamos a Cuba, me acuerdo que me sentí tan afortunada. Yo, obviamente, primero observé los coches clásicos cubanos, que es lo que más tarde escribí mi ensayo sobre. También me di cuenta de la moda, lenguaje, música – todo era nuevo y hermoso. La primera vez que nos conocimos a Carmen, recuerdo que era un espiritu libre y muy amable.

Todos los días se sentía como una aventura en Cuba. Por supuesto teníamos nuestro itinerario, pero cada día superó mis expectativas. Nuestro viaje era increíble porque podíamos escuchar las historias personales de las personas que sufrieron en el Período Especial. Además de eso, nunca voy a olvidar lo increíble que era Alberto, nuestro traductor. Su sabiduría y sus palabras eran tan poderosos cada vez que hablaba. Siempre tendrá un lugar especial en mi corazón para Cuba.

Entonces… nos vamos!

xoxo,
Liz

Mi reflexión de la clase

Esta clase empezó con un viaje fascinante y especial, y la experiencia era muy fuerte para mí, porque no había viajado afuera de los Estados Unidos antes del viaje. El primer día, pasé mucho tiempo mirando y oyendo a la gente, los edificios, y la vida para habituarme a la cultura. Vi cosas como los carteles con propaganda del estado cubano, algo que era completamente diferente que cualquier cosa en los Estados Unidos. El impacto de oír español en cada conversación en vez de inglés no me puso nerviosa, pero era un sentimiento extraño. Al venir al centro de Martin Luther King, me alegró la amabilidad de las personas allá. Cada día que me despertaba, no sabía qué esperar, porque cada cosa que hicimos era diferente en alguna manera que yo imaginaba.

Luego, cuando regresamos a los Estados Unidos, trataba de involucrar el conocimiento que recibí durante mi tiempo en Cuba para aumentar mi entendimiento de español y la cultura en relación a la sostenibilidad. Me interesaban mucho los cuentos de varias lugares y sus desafíos y éxitos con la tierra, la agricultura, y la comunidad en países como Ecuador, España, Venezuela, y Uruguay. No había pensado antes en la soberanía alimentaria y la seguridad alimentaria, y como los dos son diferentes. Para explorar en detalle el sistema y uso de plantas medicinales en Cuba era un proceso interesante para mí, y aprendí mucho. En clase, las conversaciones entre todos mis compañeros me causaban pensar en una manera diferente y ver otra perspectiva. Por ejemplo, cada persona en la clase tenía una opinión diferente sobre la agricultura y la forma correcta para crecer comida.

Después de todo, ahora tengo más razones para trabajar y luchar para el medio ambiente, la gente, y la justicia. La película “Between Midnight and the Rooster’s Crow” especialmente me afectó, porque expandió mi comprensión de los problemas afectando nuestra tierra. Ahora tengo en mi mente un modelo posible de equilibrar las tres formas de sostenibilidad: económica, ambiental, y social. Imagino comunidades fuertes y pequeñas que valen la justicia y los recursos comunes, usando lo que necesitan, y tratando de crear algo mejor para su propia vida y las vidas siguientes de la comunidad. Con mis capacidades en español y vocabulario de agricultura y la tierra, planifico traer sostenibilidad en cada manera a cualquier lugar visito.

Mi reflexion final!

Image

Esta clase, en mi opinión, era muy diferente de cualquier otro. Empezamos la clase después de que el nuevo año había comenzado, y se embarcó en el viaje a Cuba. Esta experiencia, y todo lo que hemos pasado como grupo, trajo como todos cerca. Cada día era divertido para mí porque me encantaba sentarse en clase riendo y hablando con la gente que me rodea. Nos convertimos en un grupo muy unido de amigos. La agricultura sostenible y el desarrollo era nuestro objetivo principal. Este tema es interesante para mí porque realmente no sabía mucho sobre la economía cubana, la forma de ser sostenibles en la agricultura, y cómo el pueblo cubano es suficiente y no yo.

Para experimentar lo que hicimos, para ver lo que hemos visto, oído y probado, mientras que en Cuba traducido a nuestra clase de una manera muy directa. Me gustaba pasar la mayor parte de nuestro tiempo a reflexionar sobre el viaje y ser capaz de utilizar esos pensamientos en los documentos escritos. También me pareció que era muy diferente a hablar de las grandes corporaciones utilizan su poder sobre las personas de algunos países de América Latina, ya que es un tema que no se discute en público. Por ejemplo, yo nunca había oído hablar de Encana, sólo las maquiladoras en México. Esta clase cubre una variedad de temas que me interesan, y que he aprendido mucho acerca de. Me gustó esta clase mucho!

DSCF2094 ( No estoy seguro de que tomó esta foto, pero gracias!)

 

Al Fin del Semestre: Una Reflexión

Durante este curso, he desarrollado un entendimiento más fuerte de sostenibilidad y su papel en el mundo. En Dickinson, usamos muy frecuentemente la palabra “sostenible” sin pensando mucho en el significado. Ahora yo sé que no podemos decir “Sustainable Dickinson” simplemente porque apagamos las luces y usamos compost con los desechos de la cafetería. La sostenibilidad verdadera es una manera de vida, y en una sociedad es más que una usa eficiente de energía – incluye prácticas sostenibles en los sistemas de agricultura, medicina, y las prácticas empresariales. Cuba tiene buenos ejemplos de los dos primeros, pero es un malo ejemplo del último. Es obvio ahora que las prácticas sostenibles son necesarios no solo en países como los Estados Unidos para proteger la tierra pero también en todo el mundo para lograr la seguridad de comida y soberanía alimentaria.

Además, después de nuestro viaje y nuestros estudios siguientes, he aprendido mucho sobre el país tan interesante de Cuba. Lo que vimos allí me causaré preguntarme para toda mi vida. Por ejemplo, estoy preguntándome qué es el sistema gubernamental mejor hoy en día. Es posible que nunca sabré. Ahora tengo un entendimiento bueno de las importancias de agricultura orgánica y atención primaria en el sistema médico. Yo miro al mundo a través de un lente diferente – no creo que un sistema socialista es la respuesta a cuestiones sociales, pero al mismo tiempo no creo que un sistema puramente capitalista es la respuesta a cuestiones económicos tampoco. Tengo mucho interés en mirar al cambios en todo el mundo con respecto a estas cuestiones. Sobretodo, este curso ha encendido mi interés en todas las cosas cubanas para el resto de mi vida.