Reflexión de este semestre

Yo se que suena como algo que todos han oído mil veces, pero en realidad, este clase, especialmente nuestro viaje a Cuba, ha cambiado muchas cosas en mi vida para lo mejor y ha abierto mi manera de pensamiento. Antes de viajar a Cuba, no tuvo ningún expectativa del viaje ni de nuestra clase. Y, lo que pasó en estas semanas continua a asombrarme e informarme sobre el mundo que me rodea. Nuestro viaje a Cuba fue algo que realmente fue una oportunidad única en mi vida, y cada vez que reúno con mis compañeros del viaje, me da cuenta de que estoy tan afortunada a poder compartir este experiencia fascinante con ellos, un grupo con tanto talento, curiosidad, y amabilidad. Estoy muy triste que no voy a regresar a Dickinson el próximo año para verlos, pero les prometo que nunca voy a olvidarles y las memorias que hemos compartido, como viendo la salida del sol en la mañana en la playa en Varadero, y también como sobrevivimos la dieta cubana que consistía de malanga, arroz y frijoles, y pan duro. Espero que todos continúan a ser individuos tan fantásticos, ¡y siguen mejorando sus estudios de español! Además, espero que nunca olvídeme y que Cuba queda en sus corazones para siempre, como es en el mío. Y, cómo dicen los cubanos…entonces, nos vamos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>