Conociendo a Miguel Ángel

El domingo pude ponerme en contacto con Miguel Ángel. De seguro pensaba que era algo raro que un extraño le estaba haciendo preguntas acerca de su vida personal. Me conto que tiene veinte años y es originalmente de Michoacán, México. Tiene alrededor de ocho hermanos y hermanas, tres de ellos están aquí en los EE. UU. con él. Estudio hasta el bachiller, pero no quiso seguir estudiando, entonces tuvo que empezar a trabajar. Su pasatiempo favorito es el fútbol y prefiere jugar de delantero más que nada. Comento que este es su segundo año trabajando en el campo, en la pizca del durazno y la manzana. Además, que ha estado trabajando desde abril. El también, mostro interés en aprender inglés, algo que siento que es fantástico; tener los dos idiomas es una herramienta increíblemente útil. Le dije lo serio que era el COVID-19, que al principio no pensaba que era algo muy grave.

Creo que antes de hablar con él, me sentía algo nerviosa, pero a la misma vez quería conocer su historia. Me sorprendió que él tiene solo veinte años en realidad no pensaba que la persona con la que iba a hablar seria solo dos años mayor que yo. La llamada fue buena, pero no me dio muchos detalles en lo que le gustaba o lo que él hacía; a la vez siento que es porque no me conoce. Entonces eso influyo en que no me dijera muchos detalles, que es una respuesta completamente valida, ya que yo soy en este momento una persona extraña. Le conté un poco de mi vida, incluyendo que mis padres son inmigrantes mexicanos; creo que esto lo hizo sentirse algo más cómodo conmigo. Siento que aprenderemos mucho tanto él como yo, pienso conocer más de su historia y posiblemente su familia. De regreso, pienso enseñarle un poco de inglés.

            Quisiera poder conocer más a Miguel Ángel, ya que así podría hacerle más preguntas que en la primera llamada pensaba que no iban a ser adecuadas. ¿Cómo fue que tomaste la decisión de venir a los Estados Unidos? ¿Has tenido heridas en el trabajo? ¿Qué te hizo tomar la decisión de regresar? ¿Habían venido tus hermanos antes que ti, o se unieron este año? Quisiera hacer más preguntas acerca de cómo vive ahora en comparación a como vivía en México; también de cómo es el acceso medicó. Al principio también le diré que en cualquier momento que no quiera compartir algo que me lo haga saber.

Vocabulario para el futuro: ictericia (jaundice), bolo (bolus), cálculos biliares (gallstones). 

Primer contacto con Alexis Avila Zuñiga 8/26

Me comunique con Alexis Avila Zuñiga el 26 de agosto por telefono. Me entere que tiene 20 años es Mexicano y originalmente viene del estado de Querétaro. Después le pregunté cómo es su vivienda y me dijo que comparte un cuarto con dos más personas y en una casa son como 25 en total. Me comentó que tienen dos estufas y una mesa grande también. Le pregunté sobre COVID-19 y hablamos sobre los síntomas que no tiene. Le pregunté si en el trabajo se ponen las máscaras mientras trabajan y si mantiene los seis pies de distancia. Se rió de mi comentario pero después le explique la importancia de mantener las máscaras puestas.  

 

Lo que más me sorprendió fue conocer la edad de Alexis. Por un lado me dio confianza en hablar con él por mi edad pero por otra me hizo ver la realidad de las edades que tienen para este tipo de trabajo. Me hizo pensar en la película que vimos la semana anterior porque ellos también tenían más o menos la misma edad. Estoy comprendiendo más sobre mi rol como profesional opuesto como yo en mi identidad. No es tan fácil como yo creía.  

 

Estoy aprendiendo como ser mas asertiva en mis diálogos y también tener más confianza en mis capacidadesAún tengo preguntas y preocupaciones sobre los derechos de los agricultores pero por el momento también estoy aprendiendo que lo principal es poder conocer más sobre el individuo para tener la práctica y confianza. 

Vocabulario nuevo: vesícula biliarIctericia   

Mi Primera Conversación con Omar

Tuve mi primera conversación con el trabajador migrante al que me asignaron, Omar, el domingo. Debido a que era nuestra primera conversación, no hablamos durante mucho tiempo, pero aprendí un poco sobre su vida. Omar es de Michoacán, México. El tiene 23 años y viene a Estados Unidos desde hace varios años para trabajar en la agricultura. Suele estar en los Estados Unidos durante 8 meses al año. Está casado y tiene un hijo de 3 años. Tiene 2 hermanas y 2 hermanos. Dice que le gusta su trabajo, aunque es muy pesado, y su jefe lo trata bien. Cuando no está trabajando, le gusta practicar deportes, como voleibol y béisbol.

Pensé que la primera conversación que tuvimos fue bastante bien. Estaba muy nervioso porque no estaba seguro de poder hablar con fluidez con Omar. Por suerte, pudimos entendernos, y él fue muy amable con mi habilidad para hablar. Creo que Omar probablemente también se sintió un poco incómodo, porque soy un extraño al teléfono que le hace preguntas personales, lo cual es muy comprensible. Tengo muchas ganas de conocer mejor a Omar y aprender más sobre él a medida que nos sentimos más cómodos hablando entre nosotros. Espero con ansias el resto del semestre y aprender más sobre su vida y las vidas de otros trabajadores migrantes.

Tengo curiosidad por saber más sobre cómo se siente Omar acerca de la necesidad económica de migrar cada año para trabajar en los Estados Unidos para poder mantener a su familia. ¿Cuántos miembros de su familia también migraron o se han mudado a los Estados Unidos por motivos de trabajo? Quiero saber cómo siente que esto ha afectado a su familia. Omar dijo que no tenía ningún problema de salud cuando hablé con él y que estaba muy sano. Tengo curiosidad, una vez que sepa más sobre la cultura mexicana del cuidado de la salud, si podré comunicarme más exitosamente con él sobre sus preocupaciones potenciales. También me preocupa Covid-19 y cómo eso está afectando a las comunidades de trabajadores migrantes. La próxima vez que hablemos, le preguntaré sobre las precauciones que está tomando su empleador para mantenerlo a él y a sus compañeros de trabajo seguros.

Conoce a Jesús, un trabajador y compañero de York, PA

El jueves hablé con Jesús Perez Marciano por quince minutos por teléfono. Jesús tiene treinta y seis años y vive y trabaja en York, Pennsylvania. Empecé por hacerle preguntas básicas y generales sobre su vida. Primero, le pregunté por su vida en México. Me dijo que una gran parte de su familia está allí y que trabajó en un campo de naranja. También dijo que se mantiene contacto con su familia y amigos en México. Entonces, empecé a preguntar sobre sus viajes a los Estados Unidos. Se le recomendó venir a los Estados Unidos por otras personas que conocía de México que fueron contratados aquí. Le pregunté de su familia, dónde vive, y su trabajo. Dijo que tiene tres hijos que nacieron en México: el mayor que tiene diecisiete años, el hijo medio que tiene doce años, y el menor que tiene seis años. Él sólo ve a sus tres hijos cuando se va “allá” pero nunca entendí dónde o qué significaba eso, después de preguntar varias veces. En York, Jesús vive con otros cuatro compañeros de cuarto en un tráiler. Este es un ambiente ruidoso para vivir porque yo podría escuchar las otras personas de tráiler y la puerta abre y cierra en el fondo de la llamada. Para el trabajo, Jesús trabaja en los campos de manzana durante cinco días a la semana y de cinco o seis horas al día. Jesús dijo que su día de trabajo regular comienza a las seis de la mañana hasta mediodía o uno de la tarde y es fatigoso, caliente, y malísimo cuando el clima es malo. Seguía diciendo “estamos un poco carnado” cuando referirse a él y sus compañeros de trabajo, pero, no entendí que eso significaba (y lo busqué y no encontré nada). Suena como las condiciones de trabajo eran soportables, pero no ideal.

Estaba nervioso antes de mi llamada con el trabajador porque no me gusta llamar personas por teléfono en inglés, y en español sería más difícil y estresante. Pero, cuando mandé un mensaje al Jesús, entendió por qué yo quería llamar y estaba abierto a llamar en alguno tiempo o día después de su trabajo. La llamada fue bien para el mayor parte. Él no hablaba ningún inglés, pero dijo quería aprender en el futuro. Había pocos veces cuando uno de nosotros estaba confundido lo que la otra persona dijo. Pero, la barrera de idioma no destruyó nuestra conversación. Yo estaba muy nervioso de ofenderlo al hacer preguntas muy personal con él porque no sabía Jesús bien. Dijo respuestas muy cortas que esperaba porque soy una desconocida de él. Jesús no ofreció mucha información sobre su familia, aparte de dijo que la mayoría de su familia están en México, excepto de sus hijos. Definitivamente aprendí que es difícil que tener una conversación completa con una persona que no habla inglés y habla español como su primer idioma.

Le hice preguntas a Jesús sobre su salud y salud de sus compañeros de trabajo, amigos, y familiares. Me dijo que todas esas personas están saludables y él también. Y, dijo que no conoce a nadie con el coronavirus, eso es muy bien. El virus no permite tomar un día enfermo a menos que se sepa que tiene el virus. Los jefes necesitan a todas las personas que no tienen el virus durante “este condición”, como Jesús dijo. También dijo que nadie se enferma porque él y sus compañeros de trabajo “trabajan juntos a distancia”. Para mi sorpresa, parece que las condiciones de trabajo y las horas son peores durante el virus porque la demanda de trabajadores saludables. Como se discutió en muchas de nuestras leyendas de clase, las condiciones de trabajo son calientes y fatigoso, y empeoran para la temporada de verano. Y, las horas de trabajo son muy largas y constante.

Aprendí nuevos palabras durante mi conversación con Jesús: fatigoso- tiring, malísimo- lousy, pues- then/well (usó mucho cuando no sabía qué decir o antes de dijo una frase, el equivalente de “umm” en inglés)

Hablando con Guadalupe

El domingo, yo tuve una conversación con Guadalupe. Guadalupe es un agricultor mexicano y tiene veintiséis años. Ha estado en los Estados Unidos por seis meses y vive en Pensilvania, pero me dijo que no conoce su ubicación exacta en Pensilvania. Guadalupe es el menor de cuatro – tiene dos hermanas y un hermano. Sin embargo, sus hermanas todavía están en México y él vive con su hermano. Los dos hermanos son agricultores de un campo de manzanas. Desde que llegó a los Estados Unidos, Guadalupe no ha llamado sus hermanas mucho. Planeaba visitarlas este octubre, pero ahora no sabe si esto será posible, especialmente con el coronavirus. Después de nos conocimos, Guadalupe y yo hablamos sobre su trabajo y el coronavirus. Aprendí que él recoge manzanas por casi once horas de lunes a sábado. Me explicó que aunque hace mucho calor en su trabajo, piensa que hay recursos para ayudar los agricultores con mantener la salud. También, él me dijo que su trabajo es muy pesado y trata de evitar errores. El coronavirus no ha afectado su trabajo en maneras significativas. Por ejemplo, Guadalupe y su compañeros de trabajo no observan distanciamiento social. Agradecidamente, Guadalupe no tiene ningún síntomas. 

Me sorprendió descubrir que Guadalupe era tan joven. Al principio, estaba nerviosa por esta conversación. Sin embargo, me di quenta que Guadalupe y yo tenemos personalidades similares. Nosotros somos un poco tímidos, entonces traté de relacionarme con él. Yo dije a Guadalupe que mis padres son inmigrantes también y puedo entender sus experiencias hasta cierto grado. Después de esto, él compartió informacíon más informal conmigo. Por ejemplo, aprendí que le gusta comer panditas y ve películas cuando tiene tiempo libre. Estaba feliz cuando aprendí estas cosas porque empecé a sentir como Guadalupe tenía confianza en mí. No pregunté demasiada investigaciones sobre su vida or su familia, pero espero que Guadalupe y yo tengamos más diálogos de estos temas. También, él no habla inglés, entonces ojalá que yo pueda enseñarle bien. La proxima semana, le voy a enseñar algunas frases básicas.

Mi conversación con Guadalupe me mostró la importancia del español y la compentencia cultural. Sí, había momentos cuando mi español estaba roto, pero Guadalupe era paciente conmigo. Estoy muy agradecida que tengo los recursos y el conocimiento de comunicar con él. Debido a la lecturas y las discusiones en clase, yo sé que hay efectos negativos del trabajo agrícola en la salud de los trabajores. Quiero aprender más sobre estos efectos, especialmente en el contexto de salud mental. ¿Son altas las tasas de depresión y ansiedad en la comunidad hispana? ¿Hay maneras para aumentar disponibilidad de recursos psicológicos en las comunidades de inmigrantes? También, espero aprender conocimiento de lo que es como venir a los Estados Unidos por una vida mejor. Para terminar, estoy muy emocionada para hablar con Guadalupe en los domingos. Estoy segura que aprederemos de uno al otro. 

Vocabulario: Panditas = a type of candy, Agradecida = thankful, Pesado=heavy, Agrícola= agricultural, Ansiedad = anxiety, Tasas = rates

Aprendiendo sobre la vida de Jeremías

Mi entrevista inicial con Jeremías Acosta Garcia fue el 26 de agosto a las siete y media. Pedí las preguntas cómo su vida en su país nativo, y en los Estados Unidos, familia, lugar de trabajo, horario, y la influencia de COVID-19. Jeremías vive en San Luis cuando no está en Pennsylvania. Tiene veinte años y trabaja en Bendersville, Pennsylvania. Dijo que el trabajo en el huerto de manzanas era bueno y sus horas diarias cortando manzanas son diez horas desde siete de la mañana a cinco de la tarde. Tiene una familia en San Luis y tiene ambos hermanos y hermanas. Trabaja en San Luis pero es menos calmado y trabaja cinco horas durante el día. Cuando era niño, tenía once años de educación, seis años en primaria, tres en preparatorio, y tres en escuela secundaria y dijo que cuando era un estudiante, aprendiendo era así así. Ha sido en los Estados Unidos por un año y saldrá el primero de diciembre y pasará tiempo con su familia para los días festivos incluyendo Navidad. En San Luis, vive en una comunidad privada y en Pennsylvania vive en un ranchito con otros trabajadores. Tiene amigos, y algunos de los amigos no son trabajadores. En contexto de la pandemia, hay reglas en su lugar de trabajo que incluye que los trabajadores tienen cheques para síntomas y se toman sus temperaturas. También, hay reglas sobre cómo los trabajadores salen. Dijo que una mayoría de los trabajadores habla español y algunos entienden inglés pero no hablan inglés. 

No tiene algunas expectativas sobre la entrevista como aprendiendo sobre su. Tengo una reacción sorprendente en mi pregunta inicial sobre edad. Cuando dijo que tenía veinte años pensé que mi vida y su vida son muy diferentes y hay solo un año diferente entre nosotros. Realizó el privilegio en los Estados Unidos de gente joven y que tenemos más oportunidades como una consecuencia de nuestros niveles de educación entre otras cosas. Como una Latina que es de una familia blanca entiendo que tengo privilegio a pesar de mi apariencia física. También, el tipo de trabajo que hace Jeremías es muy difícil y largo y comparé a mis trabajos y para una persona nuestra edad los tipos de trabajo son muy contrastante. Me pregunto cómo se siente Jeremías sobre nuestro llamado y como su empleo explica la interacción con los trabajadores. Pienso que la primera entrevista fue un poco difícil porque él no me conoce y sus respuesta era corta, pero al terminar la llamada era más cómodo y espero que hay un trayectoria ascendente.  

Fui a hacer muchas conexiones entre los documentarios de Harvest of Empire y The Harvest of Loneliness, The Bracero Program. En particular, el historial de trabajadores me hizo consciente sobre las dificultades que los trabajadores se han enfrentado. Latinos han sido una gran parte de la economía de los Estados Unidos durante décadas y todavía las condiciones, pago, y tratamiento no están muy bien. Otra conexión de clase es la información sobre COVID-19 y las reglas en el huerto de manzanas. Era muy interesante aprender sobre un tópico que tiene efectos para el trabajo de Jeremías porque no tengo experiencia con tales regulaciones ya que el semestre es en línea. Espero hacer muchas más conexiones, especialmente sobre salud. 

Una presentación de John

El domingo, hablé con John. Nosotros estábamos muy preocupados por toda la semana, y también los fines de semana, y entonces solamente pudio tener una conversación muy breve. Pregunté a él sobre su vida en México, su edad, qué hace aquí en Los Estados Unidos y también sobre su experiencia con inglés. John tiene 29 años y él es de Jalisco, específicamente de la ciudad de Guadalajara. Él tiene familia allí, pero no me dijo si tiene hijos, esposa, hermanos o padres en México. Además, pregunté de su educación en México. Descubrí que John se gradúo del colegio. Ahora, él vive en Pennsylvania dónde trabaja con las manzanas y árboles. John dijo que esta es un trabajo, pero no le gusta necesariamente. Para concluir nuestra conversación, dije algunas preguntas sobre el efecto de COVID-19 en su vida. Él se sentía bien y dijo que todos en su trabajo también están bien, nadie fue al hospital ni tuve síntomas.

Antes de la llamada, tenía mucha ansiedad. Normalmente, no me gusta hablar por teléfono, no sé por qué, prefiero comunicar por email o texto. Pero, para esta clase superé ese miedo. Pienso que la conversación fue muy bien aunque estuvo corta. En próximas semanas quiero aprender más de su vida y él me dijo que quiere practica su inglés. John ya entiende el alfabeto e inglés en general, me dijo que aprendiera en la escuela secundaria, pero tiene que practicar para mantener la habilidad. Espero que en el futuro nosotros podamos tener una “entrevista” más natural. 

No discutí mucho sobre enfermedades ni de problemas con la salud. Entiendo por qué, es difícil hablar sobre la salud y otros temas personales con amigos y familia y mucho menos con alguien que no todavía conoce. Pienso en crear una lista más especifica, de un tema como experiencia con doctores en México contra aquí y también una comparación de cómo es acceso en Pennsylvania comparado con asistencia médico en Guadalajara. Aún más me pregunto lo mejor manera de practica inglés con John. Una posibilidad que estoy considerando es preguntar a él en español y, si se puede, él responde en inglés.

Conversación con Flavio

El viernes pasado, hablé con Flavio en el teléfono por 20 minutos.  Flavio estaba muy cansado durante todo de nuestra conversación, él tiene un día larga. Flavio es de Alamo, México, una ciudad que produce naranjas. Flavio tiene 31 años ahora, y está soltero. Sus padres viven en Álamo, México, y él tiene dos hermanas menores. Cuando era joven, Flavio trabajaba en la factoría con naranjas, pero no ganó mucho dinero. Flavio dígame que hace cuarto años que tiene trabajar en Los Estados Unidos. Un amigo de Flavio trabaja en Adams County con las manzanas, y le dijo sobre el trabajo. Flavio contactó a la empresa aquí en Adams County y llegó por primera vez a Los Estados Unidos en un autobús durante 7 días. Cada año, Flavio y sus amigos que trabajan en Adams County llegan a los Estados Unidos en un autobús. Él trabaja entre agosto y noviembre y recoge las manzanas. Flavio trabaja seis días en una semana por ocho horas, a veces nueve horas en un día, empieza a las siete de la mañana y termina a las cuatro y media de la tarde.  Los trabajadores tienen 1 hora para almorzar. Flavio le gusta su trabajo aquí en Adams County, él dígame que el dinero es bueno. Él dijo que para trabajar, necesita “pararse en las escaleras cada día.” Al principio sus piernas tienen mucho dolor, pero después de dos semanas, las piernas no duelen. Ahora, Flavio vive en un trailer en Adams County. Este trailer no tiene mucho espacio: hay dos cuartos para cuatro personas, una cocina, y un baño. Flavio y sus amigos comen mucho puerco. Una cena típica para ellos son puerco y tortillas con salsa roja. Flavio envía mucho de su dinero a su familia en México, para comprar algunas cosas. Flavio dijo que él no sabe inglés, él quiere aprender a inglés, pero no hay tiempo para aprenderlo.  Todos los días después de trabajar, él siempre está cansado y solamente tiene tiempo para comer y dormir. Flavio no tiene miedo con COVID-19, él solamente quiere continuar su trabajo. En los campos, todos los trabajadores necesitan lavar sus manos antes y después del trabajo, y llevar los masques. 

Antes de mi conversación con Flavio, pensé que la entrevista sería fácil. Pregunté muchas cosas sobre sujetos difíciles, por ejemplo la familia de Flavio y su historia. La conversación fue difícil por esta razón, yo estaba nerviosa porque mis preguntas fueron muy profundas. Me sorprendió que Flavio no siente el dolor en sus piernas y las condiciones de vivir en los campos. Después de la conversación con Flavio, estaba muy triste y enojada. Yo estaba triste porque el trabajo es muy difícil, y los trabajadores no reciben mucho dinero por su trabajo. Estaba enojada con la sociedad, porque todos los humanos deberían recibir dinero suficiente para la vida. Espero que en las conversaciones en el futuro, Flavio y yo  podremos aprender más a otro. 

Durante nuestra conversación, Flavio y yo hablamos mucho sobre las experiencias de los trabajadores. Estas experiencias son muy similares con las experiencias de los trabajadores en las dos películas. “The Bracero Program” y “Harvest of Empire.” Los trabajadores ven a Los Estados Unidos para ganar dinero, porque Los Estados Unidos destruyen la economía en su países con NAFTA. Muchos de los trabajadores envían dinero a sus familias por muchos años. Yo aprendí dos palabras nuevas durante mi conversación con Flavio: el puerco (another word for pork), y el tráiler (a cognate for trailer). Yo tengo dos preguntas ¿Qué recursos específicos hay para los trabajadores en Adams y Franklin County? Nuestra clase habla sobre los recursos médicos, ¿pero qué hay otros? ¿Hay otras organizaciones que hablan con ellos? 

 

Conocer a Mi Amigo Nuevo, Luis

Durante la semana, hablé con Luis. Luis es de Veracruz, México. El tiene 21 años, y él vive en Pennsylvania ahora. Cuando le pregunté donde él vive, él no podría contestarme. Yo pregunté cual pueblo o ciudad, pero él no podría contestarme. Todos sus amigos viven en Pennsylvania, y ningún es de su pueblo en México. Tampoco tiene familia en los Estados Unidos también, pero tiene su mama (quien él ama muchísimo) y su niño en México. Para él, la vida en los Estados Unidos es muy solitario. Pero en su tiempo libre, el juega futbol con sus amigos en Pennsylvania, y también le gusta el club LA Galaxy porque hay un jugador en el equipo de su  Ahora, él trabaja en un campo de manzanas. Las corta, y las recolecta, también le gusta hacer su trabajo. Hace su trabajo por 7.5 horas por día, y él hace mucho durante el día. Dijo que se duelen los pies, los manos, y los brazos cada día después de trabajo. Ha sido trabajando desde él tenía 7 años en el campo. Con el coronavirus, el dijo que no sabe mucho de que hace el virus. Sabe que es como una gripe y hay dolor en el cuero, pero no sabe mucho sobre como afecta la respiración.

 

Para la conversación, tenía miedo de hablar. No sabía si podría comunicar con Luis efectivamente. También, estaba preocupando porque pensé que la conversación sea incómoda. Pero, fue fácil para entender la mayoría de que Luis estaba diciendo. Quería darle respeto en cada forma, asi tenia mucho cuidado con las conjugaciones de verbos. Trataba de siempre usar “usted” y no “tú”. Algo que quiero hacer para Luis es ayudarle con inglés. No sabe el alfabeto, o otras palabras importantes que serian muy usable. No sé mucho de enseñar ingles, pero quiero hacer que puedo para Luis.

 

            Algo que Luis mencionó es que el ha sido trabajando desde él tenía siete años. Me lo soprendió mucho porque no he necesitado trabajar mucho en mi vida. Y a mí ¡trabajar cuando tienes siete años es loco! Por eso, pensé del programa bracero. Es claro que Luis trabaja muy duro. Ahora, estamos construyendo una pared entre nuestros países. Pero desde muchos años, quisiéramos muchos trabajadores de México, y por eso soy muy confundido porque no queremos más personas como Luis. Algunas preguntas que tengo ahora son ¿qué haría Luis si tiene una herida muy mál? ¿Qué haría Luis si un colega tiene coronavirus? ¿Puede ir a un doctor si algo pasa? Vocabulario: Colega-colleague. Herida – injury. Pie – foot. Brazo – arm. Solitaria – lonely

Conociendo a Agustín

El nombre de el trabajador en que estoy en contacto con es Agustín. Agustín tiene treinta-y-un años y no tiene esposa o hijos. Cuando primero contacté a Agustín, parecía más interesado en preguntar preguntas en vez de contestarlas. Compartí con el que el español era mi primer idioma y que tengo veinte años. Me pregunto si era mexicana y cuanto tiempo había pasado en los Estados Unidos. Después de dos días de mensajes informales, Agustín me explico que quiere tener una relación de confianza entre les dos y que por ahora en adelante lo debo considerar un amigo. Después de ese punto, Agustín fue mas abierto sobre su vida y yo sobre la mía. Agustín ha estado trabajando en el rancho de manzanas en Pensilvania por 5 meses este año, pero no es su primera vez trabajando en los EU. La primera vez que Agustín trabajó en los EU fue en 2018 en Michigan. El año siguiente (2019), Agustín viajó a Pensilvania por la primera para trabajar en el rancho de manzanas en que trabaja ahora. Aunque mucha de la comunicación que Agustín y yo hemos tenido ha sido por mensajes de texto también hemos tenido conversaciones por el teléfono. Agustín ha compartido conmigo que vive con catorce muchachos, pero hay un total de veinte-y-siete muchachos que trabajan en el rancho. Me explicó que el ranchero tiene dos camionetas para cuando los trabajadores tienen que ir al banco o al colmado. Durante el fin de semana recién pasado, Agustín y sus compañeros fueron al colmado para poder cenar todos juntos—decidieron cocinar cerdo.

He estado contenta con como las conversaciones entre Agustín y yo han pasado. Pienso que Agustín es un hombre honorable que es bien trabajador. Había un punto que estaba un poco incomoda porque Agustín había compartido que debemos salir a comer un día. Para solucionar mi incomodes le exprese a Agustín que valoro nuestra amistad, pero mi enfoque con respeto a nuestras conversaciones es el aprendizaje sobre su vida y como se relaciona su vida al tema de la salud. Desde que tuvimos la conversación no he tenido otro momento en que me he sentido incomoda. Soy bien agradecida de ser emparejada con Agustín porque siento que realmente quiere intercambiar historias y aprender por parte de uno al otro. Algo que me ha demostrado estos intentos es que Agustín comparte fotos conmigo. Me ha mandado fotos de las manzanas que cosecha, la comida que ha preparado con sus compañeros, y también fotos de él mismo.

Se me hace un poco difícil relacionar las conversaciones Agustín y yo hemos tenido a temas relacionados a nuestra clase porque esta primera semana ha sido enfocada en conocernos. Aun dicho he aprendido sobre su cultura. Agustín ha compartido conmigo la importancia que tiene la familia. Aunque no tenga esposa o hijos, me comento que si los tenía nunca los negaría. Este comentario me indica a mi cuanto él valora la familia. Algo que he notado sobre un aspecto de mi sensibilidad cultural es que me pongo nerviosa sobre la conversación de migración. Pienso que falta mas tiempo para nuestra amistad desarrollar antes de que le pregunte mas sobre la migración. Esta ultima semana le había preguntado a Agustín sobre su pueblo en México y no me contesto. Esta reacción me dijo que Agustín o no quería hablar del sujeto o no estaba suficiente cómodo para hablar sobre su pueblo. Mi meta para esta semana es aprender más sobre su comunidad y que fue lo que dejo para trabajar en los estados unidos.