Farmingville: el modelo en miniatura de las políticas nacionales

En el principio de la película, 1,500 trabajadores latinos habían mudado a Farmingville (un pequeño pueblo en Long Island, NY) para buscar trabajo como jornaleros (trabajadores contratado por un día o una tarea específica). Era un gran cambio en la demografía del pueblo, previamente la población era blanca en mayoridad. El pueblo tiene muchas tiendas de provisiones para contratistas, y los jornaleros congregarían en los rincones de las calles para esperar por trabajo. Algunos residentes se sintieron los grupos fueron peligrosos, y establecieron “Sachem Quality of Life organization” (la organización de Sachem por la calidad de vida) para protestar la presencia de los jornaleros. Los jornaleros organizaron con la ayuda de Matilde Parada en una organización se llamaba “Human Solidarity.” Matilde ayudaba llevar un aspecto humano y social, y creaba una asociación de futbol para los inmigrantes. Había instancias de violencia contra de los trabajadores latinos—un asesinato en 2000, y un fuego intencional en 2003. Después de la película, otro asesinato ocurrió en 2008.

La película era creado durante, creo, un pivote en el público americano. ICE había formado en el año antes de la película, y la elección de George W. Bush cambiaba la conversación de los inmigrantes. En retrospectiva, es fácil ver cómo llegamos en este momento con Donald Trump, la pared, y el racismo abierto de hoy. En particular, me sentí enferma cuando los residentes blancos de Farmingville usaron las cameras como una herramienta del miedo, para intimidar los jornaleros. Es más fácil asustar una persona sin mucho dinero, sin inglés, sin familia, que confrontar los vecinos que contratar los jornaleros. Es un abuso de poder y privilegio. Aun peor, la violencia contra de los trabajadores era hecho por los jóvenes blancos—no había otra manera para aprender el racismo que de sus padres.

La película demuestra por que podría difícil abrir centros para servicios de inmigrantes—los residentes blancos se resisten cambio, aun cuando hay soluciones para cambiar juntos, como una oficina de empleo para los jornaleros. Los jornaleros aprendían estar silenciosos (como un jornalero que decía que debe aceptar cualquier pago, y debe bajar su cabeza cuando la gente blanca gritar a él.) Hay muchos abusos a los inmigrantes—los dueños de las casa que aceptan demasiadas personas en casas significan no hay suficiente baños para mantener higiene. Las contratistas usan el miedo de deportación para prevenir responsabilidad de las heridas o el pago de sueldo. Los jornaleros no pueden confiar en los servicios con el ambiente del miedo que es creado en estas comunidades, y quizás no hay voluntarios suficientes que pueden establecer buenas relaciones con los inmigrantes. Necesitamos responsabilidad para prevenir el abuso a los inmigrantes, un sistema robusto para servicios del gobierno, y organización clara para voluntarios potenciales.

https://www.activevoice.net/wp-content/uploads/2014/03/Farmingville_Resource_Guide_sm.pdf

Leave a Reply