La conclusión de español para profesionales de salud

En esta clase hemos aprendido mucho vocabulario útil relacionado con la medicina y el cuerpo, hablado con hispanohablantes por teléfono, actuado en sketches como paciente y médico, aprendido sobre cómo ser un interprete profesional, y hemos aprendido sobre cómo darle la mejor experiencia posible a un paciente hispano. Cuando empezó esta clase en el fin de agosto, sentía muy raro actuar en los sketches ambos porque no estábamos acostumbrados a los breakout rooms y porque no sabíamos vocabulario médico suficiente para que la conversación entre “médico” y “paciente” fluye bien.

Estaba muy emocional para tomar esta clase desde mi primer año en Dickinson porque estudio español, pero no me interesa la literatura. Esperaba que esta clase me deje a usar mi español de una manera práctica, y ¡tenía razón! He aprendido más que sólo el vocabulario médico en español. Pienso que lo que hemos aprendido sobre la cultura hispana en ambientes médicos y la medicina tradicional es aun más importante porque no se puede buscarlo por la red como una palabra desconocida. Hay que aprender cómo actuar con pacientes de una cultura diferente y quedarlo en mente.

Creo que esta clase ha firmado mi querer a trabajar con pacientes hispanohablantes. Las lecciones en que discutimos la dificultad de ir al médico por pacientes que no hablan inglés y la falta de interpretes me hacen querer a ayudar con ese problema en mi área. No es justo que tanta gente no tiene acceso a médicos que le pueden entender. Esta clase me ha inspirado a mejorar mi habilidad de hablar español para no tener una barrera de lengua con mis pacientes.

Palabras nuevas: hipermetropía (farsightedness), miope (nearsightedness), visión borrosa (blurred vision), catarata (cataract), y degeneración macular (macular degeneration)

 

Leave a Reply