“A Century-Long Lyric of the Matter of Black Lives”: Cómo puedo aplicar un tema del programa en mi propia vida

El 12 de octubre, asistí al programa “A Century-Long Lyric of the Matter of Black Lives” por la Profesora Markeysha Davis. Su programa hizo conexiones entre esfuerzos (desde 1920 y hasta hoy en día) para mejorar la calidad de vida para la gente negra y del color en los Estados Unidos. La Profesora Davis nos mostró que existen vínculos entre estes esfuerzos que ocurrieron con los años porque la mayoría de las solicitudes fue para los mismos derechos y fueron expresados en maneras similares. Enfocó en las conexiones entre los mensajes de las expresiones líricas por gente negra a lo largo de estes años. Específicamente, la Profesora Davis recalcó ejemplos de poesía de los años más distantes y usó ejemplos de canciones de rap y hip-hop de los años más recientes. Ella analizó las letras de estas expresiones líricas para mostrar que las personas negras han luchado por igualdad legal, especialmente en los ojos de la policía y la ley, y sociales por lo menos por cien años con pocos cambios grandes debido a la fuerza y profundidad del racismo en nuestra sociedad.

Me lamento que todavía necesitamos tener estas conversaciones sobre la necesidad de tener igualdad política y social para todos, pero me agradezco que tuve la oportunidad de asistir al programa de la Profesora Davis. Antes de asistí a su programa, nunca he pensado de cómo se puede ver la lucha contra el racismo sistémico a través de música rap y hip-hop porque no la escucha mucho. En clases que tomé, vi luchas contra la desigualdad en la poesía, especialmente la poesía de autores de color, pero pienso que la música tiene un estereotipo de ser menos serio y profundo y por eso, no se estudia mucho sus letras y otras calidades de la música afuera de clases que son específicamente para estudiar la música. Pienso que eses estereotipes se hace ciego de muchas calidades fuertes, productivas y necesarias de la música, las cuales tienen el poder de iluminar experiencias y llamadas a la acción de algunas personas de color.

Para mí, la moraleja más importante de este programa por la Profesora Davis fue dicha durante la parte del programa para las preguntas de la audiencia. Cuando alguien le preguntó cómo aliados a gente de color pueden ayudar en la lucha para derechos y igualdad, la Profesora Davis nos dijo que es importante recordar que cada persona de color no quiere ser activista y que no debemos poner la presión a gente de color para resolver las injusticias que están dirigidos a ellos por otras personas. La Profesora Davis dijo, hablando por otra gente de color, que “we’re tired” y nos dijo que es importante buscar a un activista cualificado que no es negro o no es una persona de color para reducir esta presión sobre gente de color. Creo que debemos pensar de esto cuando estamos hablando sobre cómo están tratados las personas Latinx también, especialmente las personas Latinx que identifican como personas de color. En relación con este curso, creo que nosotros que tenemos más privilegio, como yo por ser blanca, por no tener raíces inmigrantes recientes, por hablar inglés como mi primer idioma, por tener los derechos de una ciudadana con nacionalidad adquirida por nacimiento en uno de los estados contiguos de los Estados Unidos, por tener seguro médico y un nivel alto de educación, tenemos más oportunidades para ayudar a gente que no tiene eses privilegios y para despertar conciencia de violaciones de derechos humanos como vimos en los documentales de este semestre, nuestras conversaciones con los trabajadores y quizás en nuestras propias experiencias también.

“Abrazos”: Conectar a familias separadas entre Minnesota y Guatemala

Este fin de semana pasado, miré el documental Abrazos (2014) por Luis Argueta. Abrazos cuenta de un grupo de catorce ciudadanos por nacimiento de los Estados Unidos quienes son hijos de inmigrantes indocumentados de Guatemala. Estes niños, con la ayuda de un grupo o organización benéfica que se llamó “Abuelos y Nietos Juntos” y ahora se llama “Familias Juntas,” viajaron a Guatemala por la primera vez para conocer a sus familias. En la mayoría de los casos, los niños conocieron a sus abuelos, pero en algunos casos, también conocieron a sus abuelitos, hermanos, tíos, madres y otros miembros de la familia. El documental sigue los miembros de sus familias que viven en Minnesota y los que viven en Guatemala que los niños conocieron y usa el formato de la entrevista para crear una experiencia muy íntima.

Para mí, mirar este documental me hizo triste y también reconfortante. Me sorprendió que la fundadora de la organización benéfica “Abuelos y Nietos Juntos” / “Familias Juntas” es un miembro de su comunidad en Minnesota que es blanca y, creo, una ciudadana por nacimiento en los Estados Unidos porque en semanas pasadas, hemos mirado documentales como Farmingville, en que miramos mucho prejuicio contra inmigrantes indocumentados. La familia es lo más importante en la vida de muchas personas y para ver las conexiones familiares que “Familias Juntas” las hicieron posibles restableció la esperanza y la fe que tengo en la humanidad, aunque entristezco que esas familias están separadas y que los padres indocumentados no pueden regresar, quizás nunca, a Guatemala para ver sus familias.

Este documental no recalca muchos ejemplos directos de temas de salud, pero pienso que la atención que presta a la pobreza y la comida en Guatemala puede conectar con nuestra clase. El ejemplo más más conectado directamente a nuestro curso es la escena en que la abuela de una de las niñas se lastimó la pierna y tenía que ir a un centro de médico para recibir cuidado médico. La niña dijo que fue interesante para ver cómo el médico trató a su abuela y cómo hizo el cuidado médico en Guatemala, pero no nos ofreció muchos detalles- es probable que ella no tenga muchas experiencias amplias con eses tipos de cuidado médico en los estados unidos porque es una niña. Creo que aprendí más sobre temas de esfuerzos humanitarios y desventajas de inmigración indocumentada que sobre temas de salud.

“Puentes de salud”: Extender la salud a migrantes indocumentados en Philadelphia

Esta semana, otra vez no podía conversar con un trabajador y por eso, yo miré el documental que se llama Clínica de migrantes (2017). Ese documental recalca algunos de los cuentos de la clínica de salud que se llama “Puentes de salud,” la cual ayuda a muchos migrantes indocumentados que viven cerca de Philadelphia, Pennsylvania. Se centra en las vidas de algunos pacientes y médicos para humanizar a esas personas (especialmente los migrantes indocumentados). La clínica de “Puentes de salud” es una clínica sin afán de lucro que no tiene bastante espacio ni bastante dinero para ayudar la cantidad de personas que necesitan su ayuda, pero los médicos de la clínica tratan hacer lo que pueden. En ese documental, también se ve director ejecutivo de la clínica, Dr. Steve Larson, en el proceso de pedir asistencia financiera de algunos dueños de restaurantes en Philadelphia, lo que es un proceso difícil.

Ese documental en particular fue, para mí, una llamada a la acción. Por ver las relaciones íntimas entre los pacientes y los médicos y la cantidad de personas que necesitan la ayuda de clínicas como esa, me sentí culpable que no ofrezco mi tiempo y energía ahora para ayudar a las populaciones de gente indocumentada cerca de mí. No sé si yo sería permitida ayudar a causa del COVID o cómo podría ayudar afuera de traducir más o menos adecuadamente. Estoy agradecida que la clínica “Puentes de salud” existe y que los médicos allí cuidan a las personas que necesitan la ayuda.

Pienso que ese documental, Clínica de migrantes, muestra muchos de los conceptos que nosotros discutimos en la clase. Lo muestra cómo los migrantes indocumentados faltan la protección, como la seguridad médica, que muchos ciudadanos tienen. Por eso, las cuentas de los hospitales son más altas para ellos, a niveles que no están fuera de alcance. También, algunos de los pacientes dijeron que no fueron a clínicas en sus pueblos nativos. Una mujer habló de la medicina herbolaria de su pueblo que le ayudó aliviar su dolor por unas semanas hasta que regresó. Ella necesitaba trabajar y, como otros pacientes, tenía que priorizar el trabajo sobre su salud para mantenerse a flote.

¿Qué significa pertenecer en Farmingville?

Esta semana, porque otra vez no podía conversar con un trabajador, yo miré el documental asignado para hoy. Esta película, que se llama Farmingville, fue publicado en 2001 y se enfoca en la nueva “guerra de la frontera” en un pueblo en Nueva York. Ese documental es diferente porque se muestra múltiples lados del cuento de Farmingville: el de los trabajadores, el de los activistas, el de los líderes del pueblo y el de los residentes.

Desde el principio del documental, me sentí incómoda porque la película se muestra mucha gente (ciudadanos de los EEUU y residentes de Farmingville, NY) que usa retórica xenófoba contra los trabajadores mexicanos. Esa xenofobia me recordó de mi pueblo, que también no tuvo mucha diversidad étnica hasta los últimos veinte-cinco años o algo así. Sé que los activistas contra de los trabajadores indocumentados dijo varias veces que no son racistas y solamente están contra la gente indocumentada en general, pero yo lo dudo. También, me siento incómoda con algunas perspectivas en este documental porque no reconocen que muchos ciudadanos actuales en los Estados Unidos tienen raíces de inmigración y, apuesto, inmigración indocumentada, especialmente si sus raíces europeas vienen de las varias épocas de colonización de los Estados Unidos. La mayoría de las personas en los Estados Unidos, los ciudadanos por derecho de nacimiento en particular, no recuerden que esta tierra no es nuestra; nuestros antepasados la robaron de las gentes indígenas y por eso, nosotras que no tenemos raíces indígenas no podemos decir que tenemos una derecha para vivir aquí y que otra gente no tiene esta derecha.

Un punto de vista que, para mí, tiene más sentido es de una mujer que es un residente de Farmingville. Cerca del fin de la película, esta mujer dijo que tiene miedo de lo que ocurría si algún trabajador indocumentado había lastimado mientras trabajar. Hemos pensado de este tema en clase desde el punto de vista de opciones accesibles o inaccesibles para los trabajadores y su bienestar y finanzas, pero esa mujer habló de las ramificaciones de un evento así para las otras personas en el pueblo. Según ella, es un problema financiero para los residentes del pueblo que son ciudadanos, también. Dijo eso porque al parecer el dinero para pagar el precio para el tratamiento médico de un trabajador indocumentado lo pagaría por los ciudadanos que pagan los impuestos en el pueblo. Espero si alguien en nuestra clase sabe algo más sobre ese tema: ¿es verdadero? ¿Es justo o no? ¿Hay una solución que los dos lados les gustaría?

“The U Turn”: Un documental sobre injusticias en Postville, Iowa

Esta semana, no podía conversar con Manuel. Yo le envié unos mensajes de texto, pero él no tuvo el tiempo esta semana para hablar conmigo. En vez de esto, yo miré la película The U Turn, un documental, publicado en 2017, sobre las vidas de unas mujeres y niños inmigrantes guatemaltecos y sus experiencias a Agriprocessors, Inc en Postville, Iowa. Esas personas en Postville, Iowa experimentaron un asalto por I.C.E. y procesos legales para combatir el trabajo infantil y el abuso, generalmente de las mujeres, por empleados de Agriprocessors, Inc.

Me sentí repugnancia cuando oí de las experiencias de las mujeres y niños de Postville. No podía imaginar el sentido de falta de poder que ellos experimentaron cuando vivían con el terror de ser deportado a cualquier tiempo. Recuerdo que los abusadores en Agriprocessors, Inc. usaron esa amenaza de deportación para coaccionar o presionar a los empleados inmigrantes para trabajar horas lejas o hacer acciones inseguras o peligrosas, como quedarse en la planta cuando tiene una herida o sufrir abuso sexual.

En mi opinión, la parte del documental que conecta más directamente a la clase es el cuento del hombre que sufrió una herida mientras estaba trabajando y no recibió atención médica. Él sufrió un corte en su cara mientras trabajando con la carne. Él pidió a su jefe para salir y quedarse a casa a causa de su herida, pero él le dijo que tenía que continuar a trabajar porque no tenía otro empleado para hacer el mismo trabajo. Me sorprendió que el empleado herido no dijo que quería ir a un doctor para recibir atención médica, pero pensando en algunos temas de nuestra clase, pienso que quizás él no tenga el seguro médico, no exista un centro médico que tenía empleados hispanohablantes o él tenga una aversión de ir al doctor por cualquier factor cultural o personal.

A través de este documental, aprendí el término “U Visa,” o visado de U. Esto es un visado para víctimas de algunos crímenes quien han sufrido bastante abuso físico o psicológico y ayudaron o están dispuestos ayudar a los cuerpos policiales para investigar o procesar a actividades criminales.

Abogado convertido en trabajador agricultura: Familiarizándome con los trabajadores del campo

Esta semana, yo envié un mensaje de texto a un trabajador que se llama Manuel. Nosotros hablamos por mensajes de texto por una noche. Él me dijo información general de si mismo, como que es su primera vez estar en Pensilvania y que trabajó a una granja en Elmer, Nueva Jersey antes de venir a Pensilvania. Nosotros organizamos un tiempo para platicar más por una llamada de teléfono. Durante nuestra primera conversación por teléfono, discutimos características básicas de nosotros mismos, su trabajo actual, su trabajo anterior y su educación en Hidalgo, México, donde estudió derecho hasta terminó la preparatoria y se mudó a los Estados Unidos para razones económicos. También, hablamos de la educación sobre el COVID-19, de las condiciones de vivir y de su deseo de aprender algo de inglés. Él quiere ayuda con la pronunciación en inglés y me enviará unos mensajes de texto sobre palabras y frases que quiere aprender decir y pronunciar.

            Me siento lástima por Manuel porque habló con mucha nostalgia para su lugar de origen y juventud. Él tiene 34 años y ha vivido en los Estados Unidos por 13 años; antes, vivió en Hidalgo, México y él recuerda que su lugar de origen es un campo de maíz, frijoles y aguacate muy tranquilo. Conectamos un poco a través de nuestro amor para estudiar. Él le encanta estudiar (el derecho en particular) y quería ser un abogado. Después de terminar la preparatoria, Manuel estudiaba los derechos para los contadores, pero tuvo que “saltar,” en sus propias palabras, para razones económicas. Nuestra conversación me hace más agradecida para las oportunidades que tengo para estudiar lo que quiero.

            También platicamos sobre la educación del COVID-19. Manuel me dijo que su jefe les enseñó cómo prevenir el COVID-19, cómo deben cuidarse para no infectar a otros y les enseñó los síntomas comunes del COVID-19. Él y su familia (tiene 3 hermanos en los Estados Unidos y algunos primos aquí) se sienten bien y todos están educados sobre los riesgos de estar cerca de otras personas ahora. Manuel está aliviado que trabaja en Pensilvania ahora porque cuando trabajó en Elmer, Nueva Jersey, tuvo que vivir con 5 otras personas en un cuarto pequeño. Sus condiciones de vivir están mejor aquí.

Una palabra nueva para mí es la palabra “preparatoria.” La preparatoria es otro término para “colegio.”

Blog #1: Usando el lenguaje para empoderar

Me atrae este tipo de aprendizaje a través de oportunidades para servicio porque me importa mucho mantener el equilibrio de poder en cualquier espacio. Para mí, los espacios para servicios médicos no contienen ambientes muy positivos porque he experimentado sentimientos de impotencia y falta de poder en estes espacios. Unas veces, yo recibí cuidado médico inferior porque soy una hembra. Me sentí como no tuve una voz ni poder en las situaciones porque el figuro de autoridad, el doctor, invalidó mis problemas médicos. Cuando esas situaciones me ocurrieron, reflejé y me di nota de que tuve una ventaja en esas situaciones: entendí el doctor porque hablamos inglés. Es importante que toda la gente se siente que tiene una voz, tiene representación y sabe todo lo que ocurre a ellos en cada lugar. Eso relata específicamente a los lugares de servicio médico porque muchas personas, como yo, se sientan más vulnerables en esos lugares. Ojalá que yo pueda usar mi habilidad para hablar y entender español e inglés para ayudar a gente que se siente una falta de poder y cuidad porque no hablan inglés.

Creo que será un poco difícil para entender los trabajadores con los que voy a hablar porque no sé sus dialectos de español y estoy más cómoda hablar español formal y académico que español coloquial. También, anticipo la existencia de muchos recursos médicos cerca de Adams County and Franklin County, o por lo menos más que pensaba. Supongo que exista más centros médicos para emergencias que tienen recursos para hispanohablantes y que centros más pequeños, aunque están en Adams County y Franklin County, no tengan los recursos para tener muchos intérpretes.

Espero que esta clase me ayude hablar con gente que tiene experiencias muy diferentes de las mías y que puedo ayudar a las personas con quien hablaré para sentir más empoderadas y oídas. También, ojalá que yo pueda mejorar la habilidad para entender y hablar con hablantes nativos de español con confianza y fluidez. Si todo va bien, quizás yo pueda usar lo que aprendo en esa clase en las clases que enseñaré cuando yo soy una profesora.