Mi primer conversación con Señor Sergio Bautista Solis: un hombre gracioso, amable, y determinado

Ayer, domingo, tuve la oportunidad de hablar con señor Bautista por 45 minutos. Intenté hablar con Sergio durante la semana, pero él estaba preocupado debido a trabajo. Quería empezar la conversación con cosas básicas como la edad, y donde Sergio vive, pero me di cuenta que él no quería hablar sobre esas cosas. Aunque, aprendí que Sergio vive en el centro de Pennsylvania, cerca el campo, y Sergio es de México. La familia de Sergio vive en México en él no ha podido visitar. Para el trabajo, Sergio escoge manzanas en el campo. El dio que prefiere el trabajo en Los Estados Unidos porque es menos estresante, y le pagan más que en México. A pesar de que, él tenía trabajar seis días a la semana, es salario es más alto que lo que recibió trabajando en el turismo en México. Sergio no habló específicamente sobre el trabajo en turismo, solo el salario, y el estrés. Le pregunté si él quería aprender inglés y me dijo que lo aprendió en la escuela cuando era niño, pero recuerda solo unas palabras. Mencioné que podríamos usar estas conversaciones para practicar inglés también, y le encantaba mi idea. Mientras en el campo él no tiene que usar inglés, porque todos los trabajadores solo hablan Español, pero sus experiencias en las tiendas son muy difícil. Por más de veinte minutos él preguntó cómo pedir comida en inglés, los meses del año, y frases útiles. En al final parte de la conversación, me preguntó cómo aprendí español. Le dije que empecé mis estudios de español cuando teñía catorce años, he desarrollé mis habilidades más en España. Sergio bromeó que debería haber estudiado en México.

   Antes de la conversación, no estaba nervioso pero no estaba seguro.  Hablé con otros estudiantes en nuestro clase y la experiencia fue muy difícil por algunos, pero tenía esperanza. Me di cuenta que Sergio estaba nervioso cuando le pregunté dónde él vive, y después sentía mal. Pienso que él está aquí ilegalmente, y cada día hay estrés con la amenaza de deportación. Para ser honesto, Sergio fue muy gracioso, hablaba mucho y estaba emocionado para aprender inglés. Espero centrarme en el contenido relacionado con esta clase en nuestra próximo conversación pero fue una introducción perfecta. Siento que he establecido un sentido de confianza y amistad entre Sergio y yo.

     Muchas de las temas de nuestra conversación, hemos discutido en clase. Por ejemplo, temas sobre el trabajo, su vida en México, y loa experiencia viviendo aquí. En la próxima conversación, espero que vamos a hablar sobre cómo la vida de Sergio ha cambiado con el coronavirus. También, me gustaría discutir el acceso a los servicios médicos y la salud en general. Pero, yo sé que lo más importante para la primera conversación era establecer confianza y amistad. Espero que él va a hablar sobre su experiencia con la cruza de la frontera, pero tengo que respetar las cosas que no desea discutir.

 

 

Mi Conversación Con Alejo

Esta semana pasada hablé con Alejo. Alejo es de México pero vive en Adams County. Tiene 22 años. Trabaja en una granja de manzanas. Durante la conversación aprendí sobre su familia y su vida un poco. Él tiene 4 hermanos. Dos viven en los Estados Unidos y dos vive en México con su madre. Viven con su padre, su primo, y sus hermanos. No habla con su madre mucho por la distancia. Le gusta baloncesto y fútbol. Habla un poco íngles. Salió de México porque hay no trabaja y hay mucha oportunidades en los Estados Unidos. Alejo trabaja de seis en la mañana a cuatro en la tarde. A trabajo corta las manzanas de los árboles y prepararlos para el mercado. Regresará a México en diciembre y regresará a los Estados Unidos en febrero. Alejo era amable y estaba dispuesto a hablar de cualquier cosa.

Ser honesto estaba nervioso por la conversación pero una vez que la conversación comenzó no estaba nervioso, estaba interesado. Me aseguró que mi español era buena y fácil de entender. Disfruté hablando con él. Mencionó que pensó que los americanos hablan inglés rápido. Pensé que era interesante porque pensé los hispanos hablan español rápido. Estoy muy emocionada de seguir hablando con Alejo. Creo que Podemos aprender mucho el uno al otro. Me puede enseñar más español y puedo enseñarele inglés.

En la conversación, nosotros hablamos sobre COVID-19. Alejo dijo que su trabajo no se vio afectado por lo porque su trabjao se considera esencial. Yo quiero aprender sobre los campos y la salud de los trabajadores. Yo quiero aprender sobre las diferencias en la salud de los hispanos que vive en los Estados Unidos y la salud de los hispanos que vive en México. Me interesa las vidas que trabajando en los campos. Cuáles son los peligros de trabajar en el campo? Por qué no hay trabajos en México? Necesitan estos trabajadores visas de trabajo? Cómo fue la migración a los Estados Unidos para estos trabajadores? Vocabulario: peligros- dangers, visas de trabajo- work visas, disfrutar- to enjoy

Mi Primera Conversación con Pedro

Durante esta conversación, yo conocí Pedro y aprendí un poco sobre él y su vida. Hablábamos sobre su vida, su trabajo, su cultura, y más. Primera, yo le pregunté sobre su país, las diferencias entre Los Estados y México, y su edad. Él dijo que tiene 36 años ahora, y él llegó a Los Estados cuando tenía 21 años, en 2006. Él me dijo que extraña su país mucho, y especialmente él extraña su familia en México. También extraña la comida, el tiempo, y la cultura en general de México, pero en Los Estados la paga es mucho mejor por él. Él dijo que si pudiera, él visitaría México más, porque su visita pasada era cuatros años pasados. En Los Estados, él vive en Harrisburg, Pennsylvania con su hermano menor. Después, yo le pregunté sobre su trabajo aquí. Él escoja las manzanas por su trabajo, y él trabaja seis días en una semana, y su solo día libre es domingo. Él le gusta su trabajo, pero él dijo que es trabajo pesado. Después, yo le pregunté como es su inglés, y si quiere practicar o aprender más. Él me dijo que su inglés es muy, muy mal, no puede hablar casi nada, pero ahora no quiere aprender más. Él dijo que no tiene que hablar inglés en su trabajo, y vive en un área con otras personas latinas, y a causa de eso no tiene que saber inglés. Yo también pregunté si él siente que la gente lo trate diferente en Los Estados porque él es mexicano, pero él dijo que casi nunca. Después, yo le pregunté más sobre su vida personal en este momento. Él dijo que ahora no conoce muchas personas con COVID-19. Él dijo que en su tiempo libre quiere mirar las películas o series de Los Estados, pero en español.

 

Pensaba que la conversación fue bien, y tengo ganas de nuestro conversación próxima. Quiero hablar más con él, pero no quiero tomar mucho tiempo de su sola día libre en la semana. Él parece muy simpático, y yo espero que él puede visitar su familia en México más pronto que tarde. También estoy emocionado para practicar mi español con él, porque él habla muy rápido, y es una experiencia muy emocionado para mi cuando yo puedo entender una persona que habla muy rápida. También, no tengo el opción de hablar en inglés porque él no puede hablar inglés, y en mi opinión esa es la menor manera para aprender el idioma.

 

Cuando hablamos sobre COVID-19, y la salud en general en relación de COVID-19, yo usé algunas palabras que usamos en esta clase, como enfermedades, la atención médica, y más. Pero en realidad, no hablamos mucho sobre la salud, más sobre su vida en Los Estados y México. En nuestras próximas conversaciones, quiero usar más vocabulario que yo aprendí en esta clase. Yo aprendí que puede usar la palabra “escoger” por las manzanas o otras frutas, y la palabra “calvo” por una persona sin pelo.  

El Primer Conocimiento de Juan Alberto

Hablé por la primera vez con Juan Alberto el miércoles y no fue lo que suponía. Pensaba que sería un padre de medio edad con su familia en Estados Unidos y que ha vivido aquí durante muchos años. En realidad él tiene 20 años, como yo, y acaba de llegar aquí hace un mes, dejándoles a sus seis hermanos en México. Me dijo que recolecta manzanas para el trabajo y, a pesar de llevar un cubrebocas, el trabajo no ha cambiado mucho durante la pandemia. Puesto que acaba de llegar en Pensilvania, Juan Alberto no habla nada del inglés y me dijo que le gustaría si le enseño un poco de inglés.

Mi primera llamada fue bastante difícil porque no nos conocemos y a veces uno no entendía lo que dijo el otro. A pesar de estas dificultades, la conversación salió bien. Pienso que las llamadas en las semanas que vienen serán más fluidas porque ya nos conocemos un poco y hemos mandado unos mensajes en WhatsApp. Me sorprendió la manera que escribe los mensajes en WhatsApp porque usa muchas abreviaturas que los españoles con que he texteado en español no usan. Por ejemplo deja los H que están en palabras como “haber”  dice “berda” en ve de “verdad”, “aki” en vez de “aquí”, “k” en vez de “que”, y “x” en vez de “por”. Por eso, tenía que leer sus mensajes unas veces para descifrarlos y tenía que buscar en Google para aprender qué significa “x k”.

Aun no hemos discutido los conceptos de salud que hemos aprendido en clase, así que todavía no sé si está cómodo compartir esas cosas conmigo. Quiero preguntarle cómo fue su experiencia con los médicos en México en comparación con los de Pensilvania si ya ha ido aquí. También, no sé a dónde empezar con enseñarle inglés porque él no sabe nada de la lengua. Estaba pensando en contarle unas palabras relevantes, pero siento que él no las recordaría con este método. Antes de la próxima llamada, voy a leer los recursos que me dio Profesora Arnedo para prepararme a ayudarlo.

Nuevas Palabras: recolectar: to pick

Blog # 2: ¡Mi primer encuentro con Enrique León Avalos! – Aprendiendo más sobre la vida de el

Hoy domingo a las 10:00 de la mañana tuve la oportunidad de hablar con Enrique León Avalos por celular. Nos presentamos de manera profesional. Para iniciar la conversación, primero le expliqué más sobre mi vida, como cuántos años tenía, de dónde era, dónde vivía, dónde estoy estudiando y también le di una explicación concreta de por qué me interesa hablar con el. Luego, Enrique me contó más sobre su vida, comenzando con él teniendo 24 años y siendo de Michoacán, México. Normalmente, Enrique trabaja de lunes a sábado (trabaja seis días a la semana), comenzando a las 5:30 de la mañana y terminando a las 5:30 de la tarde (doze horas). El único día de decanso para él son los domingos. Enrique ha trabajado cinco años como trabajador agricultor aquí en los Estados Unidos y me explicó que el solo trabaja aquí por ocho meses al año y luego regresa a México para cuidar a su familia. Tiene una hija menor y está casado con su esposa que está embarazada de un hijo. También, tiene cinco hermanas y cinco hermanos, y su número total de hermanos es diez. A Enrique le gusta trabajar aquí en los Estados Unidos porque le pagan más que en México si estuviera trabajando allá. Aunque sea un trabajo duro en unos aspectos y estando alejado de su familia durante ocho meses, Enrique entiende que el dinero que gane aquí, ayudará a su familia y por eso, el sigue trabajando. Yo le mencioné que este aspecto económico es algo que muchos hispanos y latinx que vienen a Estados Unidos comparten porque mi familia también vino aquí por el dinero pero también por las oportunidades que ofrece los Estados Unidos que México, por ejemplo, no tiene. Finalmente, el explico que la rutina de trabajo cambió debido al coronavirus. Aunque los trabajadores no usan una mascara cuando trabajan, él siempre tiene que tener una en el bolsillo cuando el va a la tienda y eso le resultó extraño al principio pero luego se acostumbró. Gracias a Dios, su familia en México están bien y no hay infectados en su círculo.

Esta conversación fue importante para mí porque mi objetivo en esta conversación era ofrecer Enrique el espacio para que el me explicara mas sobre la vida de el y también, que tuviera la oportunidad en hablar sobre su experiencia. Como hijo de padres inmigrantes, entiendo que la mayoría de los inmigrantes no hablan de sus experiencias porque nunca tienen el espacio seguro para confiar en alguien, porque nadie pregunta por sus experiencias, porque muchos sienten obligados en olvidar y asimilar a la cultura Americana, etc. Debido por estas razones, cuando Enrique me estaba hablando de su vida, yo no interrumpí, sino dije gracias por compartir y dejaba que él me dijera lo que estaba en su mente. Siento que establecí un sentido de confianza entre él y yo y eso fue mi meta para nuestro primer encuentro. Sentí que tenía muchas similitudes con Enrique debido que el también es de Mexico, también viene de una familia grande, también sabe sobre la importancia de trabajar para el bienestar de su familia y porque también tuvo que sacrificarse mucho para dejar atrás a su familia. Al final, me gustó nuestra conversación y me ayudó entender más que aunque todos los hispanos y latinx son de diferentes partes, hay similitudes entre cada país de habla hispana que une las experiencias de una manera única.

Los puntos que mencionó Enrique están estrechamente relacionados con la información que se indica en el libro “Español médico y sociedad”, bajo el subtítulo “Perfil de Hispanos/Latinos en EEUU”. Por ejemplo, Enrique mencionó que solo habla español a pesar de que lleva cinco años trabajando en los Estados Unidos. En el libro, menciona que 14.5 millones de mexicanos en el hogar también solo saben hablar español, así que yo conecte esas dos ideas. Además, Enrique mencionó que nunca podría terminar la escuela y para mi, el nivel educativo es muy común entre los hispanos porque el libro indica que solo el 10% de los hispanos tiene un título universitario. Finalmente, indicó que ha sido trabajador de servicio por cinco años. En el libro, indica que los hispanos atribuye el 22.1% de los puestos de trabajo en el sector servicios, por lo cual que el comentario que Enrique dijo no fue sorprendente. Finalmente, la motivación de Enrique para dejar a su familia en México e irse a trabajar aquí en los Estados Unidos fue muy similar a las historias de los trabajadores mexicanos que llegaron a Estados Unidos bajo el programa bracero. Aunque Enrique llegó con una visa temporal, existen aspectos culturales, económicas y visiones compartidas que conectan la experiencia de Enrique con el programa bracero.

Palabras buenas en saber: |visa temporal=temporary visa| |gracias a dios=thank the lord| |bolsillo=pocket| |estrechamente=closely|

Mi conversación con Pedro Sánchez: Familiarizándome con los trabajadores agrícolas

Tuve el placer de hablar con Pedro Sánchez Vega esta semana. Pedro tiene 18 y actualmente vive en Bendersville, Pensilvania. Pedro nació y se crió originalmente en la ciudad de Querétaro, México. Vive en Bendersville cuatro meses al año con una visa de trabajo y su trabajo principal es trabajar en las granjas de manzanas. Le pregunté a Pedro si podía describirme su rutina diaria. Dijo: “Me despierto alrededor de las seis o siete de la mañana. Solo trabajo de lunes a viernes, pero a veces, si necesito dinero extra, trabajo los fines de semana. Trabajamos en la granja cortando y recogiendo manzanas todo el día”. Al escuchar el horario diario de Pedro, le pregunté si le gustaba el trabajo que hace. Dijo: “Sí, lo disfruto, sin embargo, esto no es lo que me gustaría hacer por el resto de mi vida. Ayuda a ganar dinero para mi familia en México”. Aunque a Pedro no se le paga una gran cantidad, está agradecido por el dinero que puede enviar a su familia y por el dinero que puede usar para mantenerse a sí mismo. Después de hablar de trabajo, hablé con Pedro sobre la pandemia. Le pregunté: “¿La pandemia de coronavirus te ha afectado a ti o tu familia?”. Me alegró saber que tanto Pedro como su familia están sanos, sin embargo, me mencionó que el virus se ha cobrado la vida de algunos de sus amigos cercanos en México y eso realmente me abrió los ojos al impacto que este virus puede tener.

Antes de mi conversación, me sentía muy nervioso. Me preocupaba cómo respondería Pedro a mis preguntas y si yo sería capaz de conversar lo suficientemente bien en español para que él pudiera entenderme. También me preocupaba un poco hablar con Pedro dada su corta edad. Solo tiene 18 años y me preocupaba que eso fuera un problema. Durante mi conversación con él, comencé a sentirme un poco menos ansioso. A cada uno de nosotros nos costó un poco entendernos, sin embargo, él estaba cooperando bien. Hubo momentos en que Pedro me hizo alguna pregunta con la que no me sentí cómodo respondiendo y espero que lo haya entendido. En general, creo que la conversación salió bien.

En general, diría que mi conversación con Pedro esta semana fue una experiencia de aprendizaje. Realmente no sabía qué esperar al entrar en la conversación. Sin embargo, hacerle ciertas preguntas me permitió conectar lo que hemos discutido en clase con su vida personal. Por ejemplo, le pregunté a Pedro sobre cualquier incidente o cosa que le haya pasado a sus amigos / familia. Me mencionó que hubo un accidente en el trabajo en el que alguien se cayó de una escalera y se rompió el brazo. Pude entender lo que estaba diciendo al escuchar palabras que se han discutido en clase como “roto”, “accidente” y “yeso”. Mi conversación también me hizo pensar y conectarme con la película sobre el Proyecto Bracero. Comparando cómo han cambiado los trabajos desde entonces hasta ahora. Aprendí mucho de mi conversación con Pedro y espero con ansias mis conversaciones con otros trabajadores en las próximas semanas.

Nuevas palabras: “yeso” = “cast”; “visa de trabajo” = “work visa”; “pelar” = “to peel”

Conversación con el señor Nelson Bautista #1

Hace poco tuve la oportunidad de hablar con el señor Nelson Bautista, un trabajador mexicano de 30 años. Durante nuestra llamada me dijo que es originalmente de San Luis Potosí, México, pero viaja a los Estados Unidos cada año (por cuatro meses) con una visa de trabajo. Señor Bautista trabaja en Bendersville, Pennsylvania recogiendo manzanas en un campo para braceros. Me explicó que estar bale para venir a los Estados Unidos a trabajar por $13 la hora es una gran oportunidad para él, considerando los bajos salarios que existen en México. Actualmente vive con otros 26 trabajadores y trabajan en los campos de manzanas seis días a la semana durante siete horas cada día. Cuando le pregunté por su familia me dijo que todos viven en México y él es el único que trabaja usando una visa de trabajo en los Estados Unidos para ayudar a apoyarlos. Tiene un hijo de cuatro años y que actualmente está embarazada y espera estar de vuelta en México para el nacimiento del bebé en noviembre.

            La conversación fue muy bien y aprendí mucho sobre él. Al principio era un poco difícil entender su español, ya que habla muy rápidamente. Sin embargo, con el tiempo pude ajustarme y entender. Señor Bautista se me abrió sobre su vida rápidamente y también pude compartir información sobre mi vida y nos unimos tanto a ser de diferentes países como a las similitudes y diferencias entre los Estados Unidos, México y mi país Polonia.

            Muchos de los temas de los que hablamos con el señor Bautista cubrieron los temas que discutimos en clase. Incluyendo condiciones de trabajo, salarios, inmigración y más. Sin embargo, la conversación también me hizo darme cuenta de lo lejos que ha llegado “el programa bracero” en las últimas décadas en la dirección positiva. El trato de los trabajadores junto con sus salarios parece justo y mucho mejor que los que leímos de hace décadas. Sin embargo, esta conversación también me hizo querer preguntar al señor Bautista sobre cómo el coronavirus ha afectado su vida temporal en los Estados Unidos, así como la de su familia en México. Estas son algunas de las muchas preguntas que me gustaría hacer con él en la conversación de la próxima semana.

Nuevas Palabras: colega=acquaintance  rentable= profitable moneda=currency

Antonio: Mi Nuevo Compañero y Amigo Que Trabaja en los Campos

Cuando envié un mensaje de texto a mi trabajador, me da miedo. Fue mi segundo trabajador; no recibí una respuesta de mi primer trabajador sino silencio. Pero después de unos minutos vi una respuesta de mi compañero; su nombre es Antonio y como un mexicano tiene 32 años. No tiene ninguna familia aquí en los estados porque vino aquí para obtener más dinero para su familia en México. Durante el día Antonio escoge muchos tipos de manzanas de los árboles: verdes, rojas, y amarillas. Antonio dice que la calidad de su trabajo es duro pero tiene unos amigos con él y lo ayudan con su carga de trabajo todos los días. De las siete de la mañana a las cinco de la tarde Antonio trabaja en los campos con sus amigos. Mis mensajes de texto con Antonio son muy cortos pero mis conversaciones por el teléfono son muy largas. Por eso le enseño un poquito de inglés si quiere saber la palabra como negro y marrón. 

Normalmente mis conversaciones con Antonio son muy felices. Pero me hace triste cuando él me dice la razón para su trabajo. Todos sus hermanos fueron profesores en las universidades y por eso piense que tienen más éxito que él. Toda su vida Antonio piensa que fue la burra de su familia y no puede lograr mucho como sus hermanos. Pero de mis conversaciones con él, Antonio aprende inglés muy rápidamente. En mi opinión, el inglés no es un lenguaje muy fácil porque a veces le faltan muchas reglas estrictas. Con su edad no creo que yo pueda aprender un idioma tan rápidamente. Con mi experiencia en ESL, pocos adultos quieren aprender inglés tanto como Antonio. Ojalá que Antonio sea un buen estudiante porque tiene la pasión por aprender más inglés conmigo.  

A Antonio no le gusta hablar mucho de salud porque le recuerda de su edad. Pero ahora no tiene ningunos problemas. Pero me dice que unos de sus amigos tienen problemas con sus espaldas. Ellos trabajan las mismas horas pero el peso de las manzanas son demasiados para unos de los trabajadores. Cuando le pregunté sobre la salud de su familia Antonio me respondió que cada miembro se siente bien. No hable mucho con sus hermanos pero en su corazón Antonio sabe que sus saludes son muy buenas. A veces Antonio se preocupa de su mamá porque tiene muchos años y su mamá es su amigo muy íntimo. Cuando Antonio tiene suficiente dinero quiere traer a su mamá a los estados. Quiere darle la mejor calidad para los problemas de su mamá cuando vive en los estados.  

Vocabulario Nuevo: carga de trabajo=workload, burra=dunce, lograr=to achieve, espaldas=backs, demasiados=too much

Conocer a Favian

El nombre del trabajador que con el que hablé es Favian. Nuestra llamada comenzó más tarde de lo que planeamos porque Favian tenía invitados inesperados, pero funcionó. El propósito de la llamada hoy era conocido a Favian. A través de nuestra conversación, aprendí que Favian tiene 38 años y es de México. Sólo ha estado en los Estados Unidos desde un mes y no tiene familia aquí, pero le gusta estar en este país mucho. Su cosa favorita de los Estados Unidos es que es muy bonito y limpio. Favian decidió venir a los Estados Unidos para trabajar. Él trabaja en un huerto de manzanas y lo disfruta mucho. Los días que él trabaja, viaja a la huerta en una furgoneta con otros nueve trabajadores. Como dije antes, le gusta su trabajo y le gusta estar en los Estados Unidos.

Al principio, cuando Favian no contestaba mis llamadas, estaba muy nerviosa. Sin embargo, cuando me llamó me sentí mucho mejor. La conversación fue más fácil de lo que esperaba. Estaba muy agradecido de que estemos haciendo este aprendizaje en servicio para ayudar a los trabajadores migrantes. Fue interesante conocerlo, y fue agradable saber que él está disfrutando su trabajo y su tiempo aquí. Basado en su viaje diario hacia y desde el trabajo y el hecho de que tenía invitados, asumo que él y sus compañeros de trabajo han creado amistades y una comunidad. Me alegro de que él y otros trabajadores tengan una comunidad donde puedan apoyarse mutuamente. Estoy emocionada de seguir hablando con Favian.

Dado que esta conversación trataba de conocer a Favian, no hablamos de muchas cosas relacionadas con la salud. Sin embargo, ya que es un recolector de manzanas, hay algunas lesiones que pueden ocurrir. Ya que está arriba y debajo de una escalera con bolsas llenas de manzanas, podría sufrir torceduras o dolores en la espalda. Además, él podría tensar los hombros mientras llega a manzanas que están en lo alto de los árboles. Sin embargo, si mantiene una buena postura y recuerda estirarse, puede evitar este tipo de lesiones. ¿Hay otros trabajadores en este programa que trabajan en huertos de manzanas? Si no trabajan con manzanas, ¿qué hacen? (Vocabulario: huerto de manzanas = apple orchard; furgoneta = van; lesiones = injuries; escalera = ladder; torceduras = strains; espalda = back; tensar = to strain; hombros = shoulders; estirarse = to stretch)

Abogado convertido en trabajador agricultura: Familiarizándome con los trabajadores del campo

Esta semana, yo envié un mensaje de texto a un trabajador que se llama Manuel. Nosotros hablamos por mensajes de texto por una noche. Él me dijo información general de si mismo, como que es su primera vez estar en Pensilvania y que trabajó a una granja en Elmer, Nueva Jersey antes de venir a Pensilvania. Nosotros organizamos un tiempo para platicar más por una llamada de teléfono. Durante nuestra primera conversación por teléfono, discutimos características básicas de nosotros mismos, su trabajo actual, su trabajo anterior y su educación en Hidalgo, México, donde estudió derecho hasta terminó la preparatoria y se mudó a los Estados Unidos para razones económicos. También, hablamos de la educación sobre el COVID-19, de las condiciones de vivir y de su deseo de aprender algo de inglés. Él quiere ayuda con la pronunciación en inglés y me enviará unos mensajes de texto sobre palabras y frases que quiere aprender decir y pronunciar.

            Me siento lástima por Manuel porque habló con mucha nostalgia para su lugar de origen y juventud. Él tiene 34 años y ha vivido en los Estados Unidos por 13 años; antes, vivió en Hidalgo, México y él recuerda que su lugar de origen es un campo de maíz, frijoles y aguacate muy tranquilo. Conectamos un poco a través de nuestro amor para estudiar. Él le encanta estudiar (el derecho en particular) y quería ser un abogado. Después de terminar la preparatoria, Manuel estudiaba los derechos para los contadores, pero tuvo que “saltar,” en sus propias palabras, para razones económicas. Nuestra conversación me hace más agradecida para las oportunidades que tengo para estudiar lo que quiero.

            También platicamos sobre la educación del COVID-19. Manuel me dijo que su jefe les enseñó cómo prevenir el COVID-19, cómo deben cuidarse para no infectar a otros y les enseñó los síntomas comunes del COVID-19. Él y su familia (tiene 3 hermanos en los Estados Unidos y algunos primos aquí) se sienten bien y todos están educados sobre los riesgos de estar cerca de otras personas ahora. Manuel está aliviado que trabaja en Pensilvania ahora porque cuando trabajó en Elmer, Nueva Jersey, tuvo que vivir con 5 otras personas en un cuarto pequeño. Sus condiciones de vivir están mejor aquí.

Una palabra nueva para mí es la palabra “preparatoria.” La preparatoria es otro término para “colegio.”